Turismo Rural

Turismo Rural

Desde sus inicios, la ganadería ha sido la principal actividad económica de Uruguay; sobre todo la  cría de ganado ovino y vacuno. La actividad lechera, cárnica, lanera y el trabajo con cueros tienen una vasta tradición en el país y son grandes forjadoras de la identidad de los uruguayos.

En nuestro territorio la actividad rural se desarrolla en establecimientos de diversos tipos y tamaños desde grandes estancias turísticas y hoteles de campo hasta pequeñas granjas familiares, que tienen como denominador común la gran hospitalidad de su gente.
Desempeñar un rol activo en las típicas tareas del campo y revivir tradiciones como el ordeñe, el arreo de ganado, la siembra, la cosecha, constituyen una de las experiencias más genuinas que puede experimentar el turista que llega a Uruguay…

Los turistas pueden elegir entre más de 120 establecimientos distribuidos a lo largo y ancho de su territorio, dedicados al turismo rural.

  

Bodegas y Viñedos

 

Su excelente ubicación geográfica le permitió a Uruguay consolidarse en los últimos tiempos como un privilegiado productor de vinos de nivel internacional, no sólo de la región, sino también del mundo.

Además del extraordinario conocimiento y calidad humana de quienes hacen el vino uruguayo, el clima y el suelo lograron armonizarse de manera perfecta para que verdaderos tesoros de uva merlot, cavernet sauvignon, malbec y tannat hayan logrado premios internacionales en los últimos certámenes y encuentros de la especialidad. Sin lugar a dudas, la mezcla de estos factores hace de Uruguay un destino ideal para los amantes del buen vino, ya que pueden incorporar a sus vacaciones y al tiempo de ocio la posibilidad real de recorrer las distintas bodegas turísticas que permiten al visitante degustar los cada vez mejores vinos uruguayos. Estas se ubican principalmente dentro de los departamentos de Colonia, Carmelo, Canelones, Rivera y Montevideo.